Fabricación

El lacado, que se aplica a los perfiles de aluminio, consiste en la aplicación electrostática de una pintura en polvo a la superficie del aluminio. Las pinturas más utilizadas son las de tipo poliéster por sus características de la alta resistencia que ofrecen a la luz y a la corrosión.
Los objetivos del lacado son:

Mejorar el aspecto estético y las propiedades físicas del aluminio


Pre-tratamiento

El lacado de aluminio, consta de diferentes fases, una de la más importante es el pre-tratamiento de perfiles, Lacados del Vallés, desde el inicio, optó realizar el pre-tratamiento de perfiles y chapas por inmersión en las diferentes cubas de tratamiento, con el fin de conseguir un ataque controlado y homogéneo de todos los perfiles y chapas que tratamos en nuestras instalaciones, para ello, introducimos los perfiles en las cubas de tratamiento, evitando que se toquen entre ellos, para que los productos impregnen totalmente el perfil tanto el interior como el exterior. Los tiempos de inmersión en las diferentes cubas está automatizado, para controlar perfectamente el ataque que se le da a los perfiles.


Lineas de lacado

Disponemos de dos líneas de lacado totalmente independientes, ambas líneas se encuentran totalmente presurizadas para evitar la posible contaminación por agentes externos, contamos con la última tecnología en cambio de color, dotándonos todo ello de una gran versatilidad a la hora de dar soluciones a nuestros clientes, debido a la rapidez y agilidad con la que podemos gestionar nuestros pedidos.


Empaquetado y Transporte

Todos los perfiles y chapas manufacturados en nuestras instalaciones, son plastificados y flejados, para garantizar que el material llega en perfectas condiciones a su destino. Disponemos de contenedores especialmente diseñados para el transporte y almacenaje con el fin de velar por el material durante el trayecto.


Sea-Side Class

Se encuentra su obra cerca del mar?? Existe mucha salinidad en el ambiente??. La solución es Sea-Side Class. Nuestro lacado más duradero. Es un tratamiento destinado a ofrecer la máxima durabilidad al aluminio, atacando 8 gr/m² se consigue eliminar todas las impurezas del aluminio, para que el polvo de poliéster quede perfectamente adherido.


Acabados Madera

Si toda la carta RAL no es suficiente… también disponemos de una selección de diferentes acabados imitación madera, que ha sido muy bien acogida por el mercado, pudiendo ofrecer soluciones en lacado que otorgan una gran calidez en viviendas.


Ensamblaje

El sistema de 'rotura' más utilizado para los cerramientos de aluminio son las varillas de poliamida reforzadas con un 25% de fibra de vidrio. Éste es uno de los pocos productos termoplásticos autorizados por la normativa europea UNE-EN 14024

Consiste en evitar que la cara interior y exterior de las ventanas tengan contacto entre sí, intercalando un mal conductor, con lo que se reducen mucho la pérdidas. Para el caso de ventanas de aluminio suele utilizarse un perfil separador de plástico embutido en el propio perfil de aluminio que conforma la ventana.

Las ventajas del uso de la rotura de puente térmico son:

El ahorro de energía. Al actuar como aislante de la temperatura exterior
La limitación de la condensación de la cara interior de los perfiles
La posibilidad de tener perfiles bicolores.

El cumplimiento, no sólo del Protocolo de Kyoto, también del Código Técnico de la Edificación (en España) que obliga a que los cerramientos de aluminio sean con rotura de puente térmico en un 80% de la geografía española.


Laboratorio

Lacados del Vallés, dispone de laboratorio propio en sus instalaciones, nuestra política de calidad, basada en la satisfacción de nuestros clientes y en la mejora continua de todos nuestros procesos.
Para controlar la calidad del producto final, se realizan a diario las siguientes pruebas y revisiones estipulados por la marca de calidad QUALICOAT.